miércoles, 7 de abril de 2010

El libro prohibido de Nostradamus


Nacido en Francia el 14 de diciembre de 1503, sus padres eran judíos que se convirtieron al cristianismo en los años más duros de la Inquisición para evitar el peligro. Michel de Notredame se convirtió rápidamente en un hombre inquieto y polifacético. Astrólogo, profesor, matemático y médico personal del rey Carlos IX de Francia, empezó a ser conocido durante una epidemia en la que sus poco ortodoxos métodos médicos habrían curado a ciudades enteras de la «peste negra», una plaga tan devastadora que hizo desaparecer a buena parte de la población europea. Sin embargo, el éxito que alcanzó se vio oscurecido por una gran tragedia personal. El brillante médico y futuro profeta no pudo prever el devastador efecto de la peste en su propia familia, y tuvo que asistir impotente a la muerte de su esposa e hijos. Destrozado por el dolor, Nostradamus se dedicó a vagar por todo el Mediterráneo, donde probablemente trabó contacto con personajes que influyeron decisivamente en él, ampliando sus conocimientos ocultos. Después se estableció en Salon (una localidad del sur de Francia) donde empezó a tener las visiones místicas que le convertirían en una leyenda, incluso en su propia época.

En 1982 fueron descubiertos por Enza Massa y Roberto Pinotti, dos periodista italianos que estaban inmersos en una investigacion en la Biblioteca Nacional de Italia, los extraños manuscritos con el título Nostradamus Vaticinia Codex, traducido al castellano como Vaticinios de Nostradamus. Estas profecías de Nostradamus se encuentran catalogadas en la biblioteca bajo el nombre de "Fondo Vittorio Emanuele 307". El libro perdido de Nostradamus, como se le ha llegado a conocer, estaba firmado por Michel de Notredame o Nostradamus y había ingresado a la biblioteca en el año 1629 según lo indicaban los registros.El documento aparentemente pertenece al siglo XVII, época en que vivió Nostradamus. El libro perdido de Nostradamus consta de textos e ilustraciones, con un total de 80 acuarelas. Nostradamus le dejó el manuscrito a su hijo César, que a su vez se lo entregó a un cardenal llamado Maffeo Barbeni, quien "casualmete" años mas tarde se convertiria en el papa Urbano VIII.

El libro perdido de Nostradamus - 1ªParte

video

Durante siglos las profecías de Nostradamus han sido pate de la historia. A pesar de los especulativos y controversiales de sus textos, el legado de su autor perdura..."En cuanto a las representaciones católicas para muchos resultó sorpresiva la imagen que aparentemente correspondería al Papa Pío VI, esto pues se muestra la figura de un Pontífice que en puño sostienen una rosa y en la otra una hoz que le amenaza, para muchos esto refiere a la prisión que sufrió por parte de Napoleón, y por otro lado, en la parte inferior del dibujo está escrita la letra ?B? y detrás, como fondo del dibujo, se encuentran de manera nítida los montes Chiaramonto. Lo curioso de todo esto es que el nombre de pila del Santo Padre era Barnaba Chiaramonti.

El libro perdido de Nostradamus - 2ªParte

video

En 1555 publicó la primera de una serie de predicciones en verso, titulada Los siglos verdaderos. Divididas en diez secciones que denominó «centurias», Nostradamus redactó un total de 942 profecías en forma de cuartetas (poemas de cuatro versos) que le aseguraron un lugar en la Historia. Estos oscuros y crípticos textos llevan siglos siendo analizados y traducidos en busca de nuevos sentidos y significados. Michel de Notredame murió en 1566 y aunque sus restos fueron profanados durante la Revolución Francesa –se dice que uno de los soldados se jactó de haber bebido directamente de su calavera–, su tumba se conserva intacta en Salon.

El libro perdido de Nostradamus - 3ªParte

video

El libro perdido de Nostradamus - 4ªParte

video

El libro perdido de Nostradamus - 5ªParte

video

El libro perdido de Nostradamus - 6ªParte

video

El libro perdido de Nostradamus - 7ªParte

video

El libro perdido de Nostradamus - 8ªParte

video

El libro perdido de Nostradamus - 9ªParte

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario